logo
Menu
Lo que gané al organizar un meetup de AWS en Mérida

Lo que gané al organizar un meetup de AWS en Mérida

Organicé un meetup aunque esto me sacó de mi zona de confort, sin embargo, aprendí sobre el valor de la colaboración, la perseverancia y la autosuperación.

Published Jun 23, 2024
Durante los últimos años he buscado comunidades locales de tecnología en Mérida pero solo he encontrado grupos inactivos o meetups esporádicos organizados por empresas, por lo que decidí organizar un meetup de AWS para fomentar la formación de una comunidad. Aunque soy una persona reservada y organizar un evento me sacó de mi zona de confort, tomé esta iniciativa con el objetivo de conocer a personas con intereses similares y contribuir, aunque sea con un granito, al crecimiento del sector tecnológico en mi ciudad. Con la colaboración de personas como Luis Puga y Sandy Rodríguez, logramos superar diversos desafíos y organizar el evento con éxito, lo que me permitió aprender mucho sobre la importancia de la comunidad, la perseverancia y la colaboración.

Fase de iniciativa

Salir de la zona de confort

Desde hace 5 años he buscado comunidades locales de tecnología en redes sociales pero solo he encontrado grupos inactivos o meetups esporádicos organizados por empresas. Esto es desmotivador, ya que me gustaría discutir y compartir en persona mis conocimientos con personas interesadas en las mismas tecnologías que yo.
Yo me decía que Mérida, con una población de aproximadamente 1,000,000 de personas en 2020, debería poder soportar la formación de estas comunidades. Según datos del INEGI del mismo año, en Yucatán habían 2,300,000 habitantes, de los cuales el 24% tiene entre 15 y 45 años. En Mérida, esto equivalía a 240,000 personas y habría que considerar el crecimiento en estos 4 años. Aunque no todos están interesados en TI, el crecimiento del sector impulsado por la pandemia nos puede hacer concluir, de forma vaga, que hay una saturación suficiente de personas interesadas en las TI como para que se empezaran a condensar en comunidades relativamente grandes.
A falta de estas pensé en realizar un meetup de AWS bajo la idea de que esta reunión pudiera fomentar la formación de una comunidad de AWS o incluso de otras tecnologías en la región. Pero las dudas empezaron a saltar en mi cabeza ¿Era necesario que yo aportara tratando de organizar un meetup? ¿Nunca había organizado un evento así, era buena idea intentarlo ahora? Cualquier persona que me conozca lo suficiente, pensará en que esto no es una idea que me ocurriría realizar dada mi personalidad, sin embargo, a demás de conocer gente nueva, tenía una motivación más para hacer el esfuerzo de organizar un meetup.
Para inicios de este año me fije el propósito de mejorar mi redacción y para lograrlo me propuse a escribir blogs. Como AWS es un tópico recurrente en mi vida laboral y en mis proyectos personales, consideré empezar escribiendo blogs sobre la implementación de diferentes tecnologías de AWS, lo que a su vez me llevo a aplicar en el programa de AWS Community Builders (AWS CB), un canal para entusiastas que disfrutan la divulgación del uso de servicios de AWS. A comienzos de marzo recibí un correo donde me informaban que había sido aceptado y tras un proceso de inscripción fui agregado a un grupo de Slack, donde AWS CB de todos lados del mundo estaríamos en contacto.
Como Community Builder, sentí la responsabilidad de "construir" una comunidad física en Mérida a pesar del miedo y la incertidumbre. Aunque no sabía exactamente cómo proceder, no permití que el miedo me detuviera. En un video de BBVA Aprendamos Juntos, Enhamed, un nadador paralímpico, enfatiza la importancia de enfrentar nuestros miedos y verlos como consejeros, no como desmotivadores. No es lo mismo un letrero que diga "Maneje con precaución" que uno que diga "Prohibido el paso". Siempre he intentado cosas nuevas, sin dejar que la incertidumbre me frene. Podrá ser un ejemplo muy banal, pero desde pequeño, en la panadería, aunque tenía un pan favorito, siempre probaba otros nuevos porque siempre había la posibilidad de que encontrara uno mejor. Este hábito de explorar lo desconocido, aunque a veces no encuentre algo mejor, me ha acompañado hasta hoy. Con esta mentalidad, emprendí el desafío de organizar un meetup de AWS.

Expresar tu iniciativa en el lugar correcto

Aunque parezca obvio, el mejor lugar para dar a conocer mi iniciativa era un canal donde hubiera gente que compartiera mi interés. El 16 de abril propuse mi idea en un canal de Slack dedicado a los AWS Community Builders hispanohablantes, con la esperanza de encontrar personas dispuestas a ayudarme o aconsejarme. Para mi sorpresa, un chico llamado David Victoria me comentó que también era de Mérida y le parecía una excelente iniciativa. Me animó a seguir adelante y me pasó el contacto de Luis Puga, una figura conocida en la ciudad por su experiencia en la organización de eventos tecnológicos.
Me comuniqué con Luis a mediados de abril y le conté mis intenciones de organizar un primer meetup. Él me alentó a publicar en su grupo de Facebook, Tecnología e Innovación en Yucatán. Al revisar las publicaciones en el grupo, vi que había varias personas compartiendo su interés por la tecnología de diversas formas: blogs, videos, portafolios, futuras ponencias, etc. Esto me animó a publicar mi iniciativa con un póster creado con DALLE. A continuación, les dejo una captura de la primera publicación.
La verdad me pareció una buena respuesta por parte de la comunidad en Yucatán y me animó mucho más a seguir adelante. En esta misma publicación comencé a contactar con gente que fue muy importante para poder llevar a cabo el meetup, por ejemplo, Sandy Rodriguez quién igual tiene buena experiencia organizando este tipo de eventos, comentó en la publicación y me envió un mensaje saludándome. Otra persona que me contactó para expresar su interés en participar como expositor fue Jerome Olvera, quién más adelante se convertiría en nuestro segundo ponente durante el metup. Adicionalmente más personas expresaron su interés en asistir y otras su deseo de patrocinar el convivio. Cada persona que expresó su interés en aportar fue muy importante en todo el camino.
Me sorprende poder conectar esta respuesta en la publicación con la tesis principal de la primera parte del libro Sapiens de Yuval Harari. En su libro nos explica que la capacidad adquirida de crear "historias ficticias" fue lo que permitió que grandes grupos de Homo sapiens pudieran trabajar juntos con un objetivo en común sin la necesidad de tener un conocimiento intimo de los individuos con los que cooperáramos y que, por lo tanto, dotó a nuestra especie con el poder para dominara el mundo. ¿Qué acaso AWS no es un historia ficticia en el sentido de que no existe en la naturaleza o por sí mismo? Pero somos muchas las personas que creemos que es un motor de cambio en la sociedad y queremos aportar en su desarrollo. Este simple hecho permitió que muchas personas desconocidas empezaran a trabajar juntas para organizar un meetup de AWS en Mérida Yucatán! Y así fue como pasamos de una idea a un equipo organizador y gente interesada en participar y aportar.

Fase de organización

Claro que para empezar siempre hay que dar el primer paso, y en este caso era encontrar en dónde realizaríamos el evento. Junto con Luis Puga estuve mandando mensajes a diferentes lugares pero siempre hubieron negativas o eran alternativas que involucraban desembolsar dinero. Íbamos lento pero estábamos avanzando.
Sin embargo, a mediados de mayo tuve problemas personales por lo que no le di seguimiento al meetup y me enfoqué en resolver mis problemas. Lamentablemente la iniciativa estuvo a la deriva durante dos semanas, al menos de mi lado. Pero esto me dio la oportunidad de aprender algo: Un buen equipo siempre va a haber alguien sacando la casta y en este caso fue Luis que, sin que nadie se lo pidiera, fue a las oficinas del Tecnológico de Software y consiguió el lugar para nuestro primer meetup, esto ocurrió para el 31 de mayo.
Esto me devolvió el animo y me dio un pretexto para ocupar mi mente en otra cosa que no fueran los problemas por los que había estado pasando.

Por el camino del después se llega a casa del nunca

La fecha del evento fue un tema interesante, había dos caminos, escoger una fecha lejana o apresurarnos y hacerlo cuanto antes. "Por el camino del después se llega a casa del nunca". Bonita frase de Miguel de Cervantes para tener en cuenta en muchos aspectos de nuestra vida. Qué importante es empujarse a uno mismo a realizar las cosas para evitar que el miedo tome el control de nuestras acciones y que la la procrastinación lleve el control del tiempo. Por esta razón, al menos por mi parte, propusimos el 13 de junio, y dejar solo dos semanas para organizar y afinar detalles!.
En eventos como estos, tanto el lugar como una agenda bien estructurada son esenciales para mejorar la satisfacción y retención de los asistentes. Había muchos aspectos por considerar y por iniciativa de Sandy se creó un grupo con personas interesadas en participar en la organización. Con solo dos semanas para la fecha del evento era urgente tener una agenda lista y completa para poder promocionarlo adecuadamente y asegurar una buena asistencia.
Superado el obstáculo del lugar, enfrentamos otros desafíos, principalmente relacionados con los ponentes y la comida para la fase de networking. Definir estos temas era crucial para publicar el meetup con una agenda detallada. Para esto Sandy creó un grupo de WhatsApp donde uní a Luis Puga y a Tony Palma para que todos pudiéramos aportar idea.
Sandy se encargó de la fase de networking y, aunque no lo mencioné en el meetup por error, quiero dejar muy claro en este post que AWS patrocinó las pizzas. Sandy contactó con AWS y consiguió que amablemente nos proporcionaran las pizzas y los refrescos. También nos faltaba un ponente más, ya que hasta el momento solo teníamos confirmado a Tony Palma, pero nadie del grupo se animaba a dar la charla y tampoco encontrábamos a alguien interesado en hacerlo. Inicialmente, me ofrecí a dar una charla sobre AWS Lambda. Sin embargo, recordé contactar a Jerome Olvera, de quien hablé antes en este post, y amablemente aceptó nuestra invitación.

Difundir por todos los canales el evento

Al final, el 8 de junio publicamos el meetup con dos ponentes confirmados y un borrador de agenda simple pero ilustrativa (solo 5 días antes del evento!). Además de publicar el meetup en Eventbrite y Facebook, busqué otras formas de difusión. Contacté a comunidades estudiantiles de la UADY y compartí la liga del meetup con líderes de Women Who Code Mérida. También contacté a quienes mostraron interés previamente en las publicaciones y envié el link del meetup. No promocioné el evento en mi trabajo por dos razones: inseguridad sobre el resultado del evento y para permitir la asistencia de personas de diferentes orígenes, no quería que el cupo se llenara solo con colegas.

Fase de ejecución

El cupo inicial en meetup era de 35 personas, el cuál había alcanzo el límite un día antes (12 de junio), sin embargo, no quería quitarle la oportunidad a nadie y estaba pronosticada la lluvia a la hora en la que sería el evento, lo que me causó dudas acerca del porcentaje de asistencia, así que, sin avisar a nadie, gradualmente fui incrementando el cupo hasta 80 personas más acompañantes. Sí, la mitad de los registrados se lograron del 12 al 13 de junio. Esto tuvo su lado bueno y malo: por un lado, mucha gente asistió; por otro, pude haber comprometido la experiencia y comodidad de los asistentes al sobrellenar el lugar o hacer que alguien llegara solo para decirle que ya no había espacio.
Al final, de los 80 registrados, asistieron casi 60 personas! Mucho más que de lo que esperaban tanto Luis como Sandy que son ya organizadores más experimentados. La realidad es que no les había comentado que estuve subiendo el cupo en el meetup, pero aunque inicialmente lo hubiera puesto en 80, creo que tampoco hubieran esperado ese porcentaje de asistencia. ¿Qué significó esta gran asistencia para mi? Lo que ya había pensado desde que planteé la iniciativa y es que Mérida ya no es un pueblito, hay espacio, talento y gente para formar comunidades de temas tecnológicos, solo falta que la gente se anime a tomar la responsabilidad de organizar los eventos.
El tiempo pasó volando desde que llegué al evento (llegué un poco tarde, no diré por culpa de quién pero diré que es DevOps) hasta que dimos por terminada la sección de charlas. Lamentablemente no pude prestarles el 100% de atención porque estaba ocupado viendo temas de la organización pero de ambas charlas me quede con impresiones bastante buenas:
  • La de Tony super interesante transmitiendo curiosidad y pasión por el tema que expuso
  • La de Jerome igual de interesante y transmitiendo su claridad y lo interesante que es jugar con AWS
Mientras yo veía lo de las charlas, Sandy gestionaba el pedido de pizzas y Luis ayudaba a coordinar los tiempos. Todos estábamos coordinados y haciendo nuestro esfuerzo por sacar adelante el meetup.

Siempre van a haber imprevistos

Jerome se pasó un poco de su tiempo, por lo que tuve que decirle, lamentablemente, que tenía que cortar su charla. Pero después de cortarle, en el grupo de WhatsApp de los organizadores vi un mensaje que me asustó:  Las pizzas seguían en el horno y había que alargar el tiempo de Jerome. Lamentablemente ya lo había cortado pero deje que la sección de preguntas y exprimirle el mayor tiempo posible.
Cuando se acabaron las preguntas era mi turno de sacar tiempo, así que me paré enfrente de todos, agradecí a Jerome y agradeciendo a todos su asistencia, hablándoles de la iniciativa, invitándolos a participar y a formar parte de la comunidad, etc. Esto requirió de muchas fuerzas internas ya que hablar en publico nunca ha sido mi fuerte y frente a casi 60 personas nunca lo había hecho, así que tuve que tranquilizarme, organizar mis ideas e improvisar al mismo tiempo. Podrá no sonar mucho para varias personas, pero para alguien como yo fue un gran logro que me llenó de orgullo y de animo.
Después Sandy me ayudó igual a sacar más tiempo y hasta donde pudimos retuvimos a la gente, pero al final no quedó más de otra que invitarlos al área de networking y esperar ahí a que llegaran las pizzas. Con pizzas o sin pizzas, la gente comenzó a convivir de forma muy amigable, yo los veía a todos platicando e incluso a los amigos que lleve platicando con otras personas.
Yo estaba afuera esperando las pizzas, junto con Luis y Sandy. Claro que estar afuera no haría que el repartidor llegara más rápido, pero supongo que era una forma de sentir que estábamos haciendo lo que estaba en nuestras manos para que llegaran las pizzas. Unos 15-20 minutos después al fin llegaron las pizzas y el convivio siguió adelante, la verdad no hubo mucha diferencia, la gente siguió platicando pero ahora con pizza en la mano.
Después de entrar con las pizzas, al fin pude comenzar a convivir con otras personas. Tuve la forma de platicaron muchas personas nuevas ese día y es algo que me llena de orgullo porque sé que me vencí a mí mismo ese día.

Conclusión

Muchas personas suelen tener la mentalidad de querer recibir un beneficio a cambio al realizar un bien para otros. Sin embargo, nunca me he considerado de esa forma. No creo que sea posible realizar actos completamente desinteresados porque, por más bueno que uno sea, siempre se espera al menos sentirse bien consigo mismo. En el caso del meetup, esa fue una de las cosas que recibí a cambio: sentirme bien conmigo mismo por el pequeño, si bien insignificante, aporte que hice a la comunidad tecnológica de Mérida.
Por otro lado, sí tuve recompensas directas, y la que más valoro es mi autosuperación. Saber que hice el esfuerzo por sacar adelante una idea, por intentarlo durante dos meses, por salir de mi zona de confort, porque todo esto me confirma que sigo siendo el niño que era hace mucho tiempo, el que elige un pan desconocido a pesar de saber cuál es su favorito. Siempre que la recompensa pueda ser mejor que lo que ya se tiene seguro, al menos para mí, siempre valdrá la pena arriesgarse.

 

Comments